CÓMO MANTENERSE POSITIVO ANTE UNA SITUACIÓN NEGATIVA EN EL TRABAJO

Algunas veces la situación en el lugar de trabajo se ve negativa. La negatividad puede ser por varias razones, pero sin duda tendrá impacto en un individuo, ya que pasa aproximadamente 40% de su tiempo en el lugar de trabajo. A largo plazo la negatividad puede tener impacto en tu vida personal.

Consejos para permanecer positivo a lo largo de una situación negativa en el trabajo.

Acepta la situación y permanece calmado.
Acepta el hecho que las cosas no van a tu favor, o en una dirección correcta. Esto es importante, no se debe ignorar la situación. Después de aceptar la situación, permanece calmado. Estar demasiado emotivo, muy agresivo o bien deprimido solo arruinará la situación. Estar calmado te permite tener una mejor visión de la situación actual. Si no eres capaz de mantenerte calmado, entretiene de forma temporal tu ánimo. Ve a tomarte un café, llama a tus seres queridos pero no incluyas a tus amigos en la oficina. Esto te ayudará a ganar algo de tiempo para lograr calmarte. Y cuando discutas con tu círculo más cercano, seguro que obtendrás alguna visión de la situación diferente de la que ya tienes, lo que te ayudará a manejar las cosas mejor cuando ya te hayas calmado.

Revisa las razones de la situación actual.
Puedes revisar la secuencia de incidentes que han llevado a la situación. Tomar nota de los puntos o incidentes ayudará a analizar la situación. También esta lista puede ser usada para discutir con tu jefe o con quienes estén involucrados en la situación.

Analiza las razones.
Las razones pueden ser debido a influencias externas como una competitividad poco saludable, acoso de los compañeros de trabajo, un jefe sin apoyo, un cliente difícil, cuestiones técnicas, etc. Las influencias internas son errores sin intención que has cometido.
 
Planea los pasos siguientes.
Si la razón es debido a influencias externas comunícalas a tus superiores. Algunas veces el jefe no está de ánimo para escucharte o el jefe podría ser una persona difícil de llevar. No pierdas la paciencia o el temperamento. Envía un mensaje simple diciendo que necesitas un poco de su valioso tiempo para discutir un asunto. Si es posible prográmalo para cuando sientas que las influencias emocionales no te van a afectar. Durante la discusión, enfoca el asunto desde un punto de vista profesional. No debe sonar a queja. Si antes ya has hablado de esto, menciónalo. Si hay discusiones acaloradas durante la conversación, no pierdas tu temperamento. Enfócate en el punto. Da posibles soluciones o opciones que piensas que están disponibles.

Una vez que se haya decidido algo en la reunión, es hora de llevarlo a cabo.
Esto es muy importante. Hazlo inmediatamente para evitar más daño a la situación. Si se trata de una discusión más con tus compañeros de trabajo, no pierdas tu noción positiva. No vayas a la reunión con ideas preconcebidas. Si vas con ideas preconcebidas, no verás lo positivo de la discusión. Si hay mucha gente involucrada en la discusión, hay probabilidades de distracciones, discusiones, etc. No dejes que esto te desvíe de tu objetivo. Permanece alerta y reconduce al punto. Muestra las evidencias que tengas. Al final de la reunión elabora un resumen y distribúyelo entre los participantes.

Permanece positivo.
Después de todo lo anterior, si aún no te sientes cómodo, busca otras opciones. Siempre hay puertas abiertas para explorar, lo único es que tenemos que verlas. Recuerda que los compañeros de trabajo se preocuparán por ti mientras estés en una posición importante o en un determinado rol. No te molestes mucho por esto y dale gracias a Dios por ser afortunado en tener buenos familiares, amigos y por todas las buenas cosas que te ha dado.
 
Sé proactivo.
Informa de las avances a tu jefe de forma regular. La mayoría de veces, los empleados no se acercan al jefe. No tomes en cuenta el comportamiento de tu jefe de forma personal y dale informes regulares. Si no tienes oportunidad de hablar con tu jefe de forma regular, hazlo vía correo electrónico. Esto ayudará a estrechar la relación entre empleado y jefe.

Ajústate a las fechas que has prometido.
Esto ayuda a ganar la confianza de tu jefe.

Sé transparente.
Esto siempre es bueno. Aún si sientes que hay un problema que en principio no es visto como tal, comunícaselo a tu jefe. Así esto no sorprenderá a tu jefe cuando suceda. Dependiendo de la situación, puedes enviar un email o ir a su despacho y comunicárselo. Si tu jefe es una persona tosca, hazlo por email.

Sé honesto y confiable.
Si no eres capaz de completar la tarea asignada en el tiempo establecido, informa de la situación y pide más tiempo o simplemente pide sugerencias o ayuda para terminar la tarea. El jefe mirará las opciones alternativas de dar apoyo adicional o ampliar el tiempo.

Sé amigable pero a la vez se profesional con todos tus compañeros.
Es fácil de decir pero muy difícil de hacer, pero es lo que se requiere para que todo funcione bien.

Nunca tengas miedo de discutir de los problemas.
El miedo es la emoción más peligrosa que arruina las situaciones.

Sé agradable después de los anteriores pasos.
Sé atento. Mantén relaciones cordiales con todos.

No caigas en la tentación de los chismes.
Tus colegas estarán esperando añadir algo más a lo que tú has dicho y difundirlo.

No te desvíes con los movimientos emocionales.
Alguna gente trata de entrar en discusiones acaloradas. No reacciones más de lo necesario y vuelve a llevar las cosas al punto que tú quieres que estén: viéndolas desde un punto de vista positivo.

No respondas a chantajes de ningún tipo.
Algunos jefes dicen que ellos te han ayudado a ti antes o que no habrían esperado esto de ti, etc.  No les des a estos comentarios, más importancia de la que tienen.  No te dejes afectar.  Haz lo que debes hacer.

Artículo tomado de: WikiHow

 

{ Comments on this entry are closed }

Pensamiento 25-07-14

by pensamientos on 25/07/2014

in Pensamientos

Pensamientos

{ Comments on this entry are closed }

Bopsy /18-07-2014

by pensamientos on 18/07/2014

in Pensamientos

.

Bopsy

La joven madre miraba fijamente a su hijo, que estaba muriéndose de leucemia.

Por más que tuviera el corazón lleno de tristeza, también tenía un intenso sentimiento de determinación. Como cualquier padre o madre, quería que su hijo creciera y pudiera cumplir todos sus sueños, pero eso ya no sería posible: la leucemia lo impediría. Sin embargo, ella seguía queriendo que se cumplieran los sueños de su hijo.

Cogió la mano del pequeño y le preguntó:

—Bopsy, ¿has pensado alguna vez qué querrías ser cuando crecieras? ¿Has soñado con lo que te gustaría hacer en la vida?

—Mami, yo siempre quería ser bombero cuando creciera.

Ella le sonrió y dijo:

—Vamos a ver si podemos conseguir que tu deseo se realice.

Ese mismo día, más tarde, se fue al cuartel local de los bomberos de su pueblo, Phoenix, en Arizona. Allí habló con Bob, un bombero que tenía el corazón tan grande como todo el pueblo. Le explicó cuál era el último deseo de su hijo y le preguntó si sería posible que el pequeño diera una vuelta a la manzana en uno de los camiones de bomberos.

—Vamos —dijo Bob—, podemos hacer algo mucho mejor. Si usted tiene listo al niño el miércoles próximo a las siete de la mañana, lo nombraremos bombero honorario durante todo el día. Puede venir al cuartel de bomberos, comer con nosotros y acompañarnos cada vez que salgamos. Y si usted nos da sus medidas, le encargaremos un verdadero uniforme de bombero, con un sombrero de verdad, no de juguete, con el emblema de los Bomberos de Phoenix, un impermeable amarillo como el que nosotros usamos y botas de goma. Como todo eso se fabrica aquí, en Phoenix, lo tendremos muy pronto.

Tres días después el bombero Bob fue a buscar a Bopsy, le puso su uniforme de bombero y lo acompañó al camión, que los esperaba con todo su equipo. Bopsy, sentado al fondo del camión, ayudó a conducirlo de nuevo al cuartel. Se sentía en el cielo.

Ese día, en Phoenix, hubo tres alarmas de incendio, y Bopsy salió con los bomberos las tres veces. Fue en los diferentes vehículos, en el del equipo médico e incluso en el coche del jefe de bomberos. Además, le grabaron un vídeo para el noticiero local.

El hecho de haber visto realizarse su sueño, unido a todo el amor y la atención que le prodigaron, conmovió tan profundamente a Bopsy que vivió tres veces más de lo que ningún médico hubiera creído posible.

Una noche, todas sus constantes vitales empezaron a deteriorarse de forma alarmante y la jefa de enfermeras, que defendía la idea de que nadie debe morir solo, empezó a llamar a todos los miembros de la familia para que acudieran al hospital. Después, al recordar el día que Bopsy había pasado como bombero, llamó al jefe para preguntarle si sería posible enviar al hospital un bombero de uniforme para que acompañara a Bopsy en sus últimos momentos.

—Podemos hacer algo mejor —respondió el jefe—. ¿Quiere usted hacerme un favor? Cuando oiga las sirenas y vea los destellos de las luces, anuncie por el sistema de altavoces que no hay un incendio; es sólo que el personal del departamento de bomberos viene a ver por última vez a uno de sus miembros más valiosos. Y no olvide abrir la ventana de la habitación de Bopsy. Gracias.

Cinco minutos después, un camión llegó al hospital, extendió la escalera hasta la ventana de Bopsy, en la tercera planta, y por ella treparon los dieciséis bomberos. Con el permiso de su madre, todos fueron abrazándolo y diciéndole, uno tras otro, cuánto lo querían.

Con su último aliento, Bopsy preguntó, levantando los ojos hacia el jefe de bomberos:

—Jefe, ¿ahora ya soy un bombero de verdad?

—Claro que lo eres, Bopsy —le confirmó el jefe.

Al oír aquellas palabras, Bopsy sonrió y cerró los ojos.
.

{ Comments on this entry are closed }

.

MOMENTOS A SOLAS: Conserva tus amistades…

Conserva tus amistades. Quien tiene
verdaderos amigos es rico,
inmensamente rico.

Pero ten la sabiduría de reconocer
entre las personas que conviven
contigo a los amigos sinceros y leales.

En las horas difíciles, cuando
necesitamos ayuda, es cuando
reconocemos a nuestros verdaderos
aliados. Debes saber valorar a estos
compañeros de jornada con tu
gratitud.

Tu presencia física constante no
siempre es necesaria para probar la
lealtad de tus sentimientos. Vé,
encuéntrate con tus amigos, pero
también debes dejarlos solos para que
sientan tu falta y reconozcan en ti
el amigo que necesitan.

Momentos a Solas
Iran Ibrahim Jacob

.

{ Comments on this entry are closed }

Palabras para el alma 08-07-14

by pensamientos on 08/07/2014

in Pensamientos

Pensamiento

{ Comments on this entry are closed }

PLEGARIA PARA LA NOCHE

by pensamientos on 04/07/2014

in Pensamientos

 

PLEGARIA PARA LA NOCHE

Padre mío, ahora que las voces se silenciaron

y los clamores se apagaron,

al pie de la cama

mi alma se eleva hasta a Ti para decirte:

Creo en Ti, espero en Ti,

te amo con todas mis fuerzas.

Gloria a Ti, Señor

Deposito en tus manos

la fatiga y la lucha,

las alegrías y desencantos

de este día que quedaron atrás

Si los nervios me traicionaron

si los impulsos egoístas me dominaron,

si di entrada al rencor o a la tristeza,

perdón señor Ten piedad de mì

Si he sido infiel,

si pronunciè palabras vanas,

si me dejè llevar por la impaciencia,

si fui espina para alguien, perdòn Señor!

No quiero esta noche entregarme al sueño

sin sentir sobre mi alma

la seguridad de tu misericordia,

tu dulce misericordia

enteramente gratuita, Señor.

Te doy gracias, Padre mío,

porque has sido la sombra fresca

que me ha cobijado

durante todo este dìa

Te doy gracias porque

-invisible, cariñoso, envolvente-

me has cuidado como una madre,

a lo largo de estas horas.

Señor, a mi derredor

ya todo es silencio y calma.

envía el angel de la Paz a esta casa.

Relaja mis nervios, sosiega mi espiritu,

desata mis tensiones,

inunda mi ser de silencio y serenidad.

Vela sobre mí, Padre querido,

mientras me entrego confiado al sueño,

como un niño que duerme feliz en tus brazos.

En tu nombre, Señor

descansarè tranquilo. asi sea. Amen.

Del libro Encuentro del Padre Ignacio Larrañaga

{ Comments on this entry are closed }

Pensamiento 29-06-14

by pensamientos on 29/06/2014

in Pensamientos

Pensamiento

{ Comments on this entry are closed }

.

Instrucciones para vivir en la tierra

Recuerdo que antes de que yo naciera, me preocupaba que no conocía el mundo al que llegaría.

Entonces le pedí a Dios instrucciones para vivir en esta tierra. Dios acercó su voz a mi oído y me dijo:

Sé como el sol.
Levántate temprano y no te acuestes tarde.

Sé como la luna.
Brilla en la oscuridad, pero sométete a la luz mayor.

Sé como los pájaros.
Come, canta, bebe y vuela.

Sé como las flores.
Enamoradas del sol, pero fieles a sus raíces.

Sé como el buen perro.
Obediente, pero nada más a su Señor.

Sé como la fruta.
Bella por fuera, saludable por dentro.

Sé como el día.
Que llega y se retira sin alardes.

Sé como el oasis.
Da tu agua al sediento.

Sé como el río.
Siempre hacia adelante.

Sé como la luciérnaga.
Aunque pequeña, emite su propia luz.

Sé como el agua.
Buena y transparente.

Sé como José.
Cree en tus sueños.

Sé como Lázaro.
Levántate y anda.

Y sobre todas las cosas,
Sé como el cielo: la morada de Dios.

Desconozco el autor

.

{ Comments on this entry are closed }

Estadisticas

Productos Yerbalife para Peru .